¡ACTITUD ante todo!

La actitud de una persona define su forma de ser y su personalidad, a través de ella podemos hacernos una idea de cómo es alguien frente a determinadas situaciones. Por ejemplo, cuan tolerante es una persona frente escenarios complicados, o si sabrá manejarlo. Por esto, ir con una actitud positiva y pro activa a una entrevista de trabajo es fundamental.

Tener un curriculum todo terreno, y experiencia en el puesto no es todo lo que una empresa está buscando, es un 50% de lo que ellos necesitan, el otro 50% es tu ACTITUD, la cual no puede ser definida en un documento.

Algunos Tips que podemos darte para que puedas expresarte con naturalidad y soltura son:
1- Lo principal a tener en cuenta es tratar de manejar nuestras emociones, ya que muchas veces nuestros comportamientos son impulsados por nuestras emociones que nos causan ciertas situaciones, por ello una de las primeras cosas a tener en cuenta es controlar este tipo de impulsos y así mantener una actitud favorable.

2- Recordar siempre lo que uno es, es decir, tener siempre presente lo que sabemos hacer, cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles, formación académica y conocimientos y habilidades que uno tiene. Esto es importante ya que al aferrarnos a nuestras principales características logramos esta confianza y seguridad en uno mismo que se ve reflejada automáticamente en la actitud que presentamos ante el entrevistador.

Recuerden que lo que una empresa busca en sus empleados además de capacidad y trayectoria para desenvolverse en un puesto determinado, es una persona con buen comportamiento, y buena predisposición ante situaciones difíciles que pueden surgir fuera de lo laboral, tener buena relación con sus compañeros, educación, saber manejarse frente a los problemas y mantener siempre una actitud positiva y proactiva ante todo, es una condición que marca la diferencia y puede darle a usted el puesto.

Dejá un comentario

Tu email no será publicado.

*